1. INFORMACIÓN DE LA CERVEZA: Es importante tener un conocimiento previo de la cerveza que vas a catar, como su país, región, clase, grados de alcohol y los ingredientes que contiene.
  2. OBSERVAR BIEN LA CERVEZA: En un vaso a temperatura ambiente debes servir la cerveza tratando de que ésta forme entre 2 y 3 centímetros de espuma. Antes de poder degustar una buena cerveza lo primero que debes hacer es tomarte un tiempo para visualizar su color, podemos encontrar rojas, negras, doradas, ámbar, marrones, pasando por varias tonalidades claras y oscuras, brillantes, nebulosas u opacas, seguidamente de apreciar su espuma, consistencia, si es abundante, media o no, si desaparece rápidamente o perdura con el tiempo, si es cremosa o fina, espesa o con poca burbuja.
  3. OLER LA CERVEZA: En esta etapa se debe servir medio vaso de cerveza lentamente para no formar espuma y evitar la descarbonatación, seguidamente se deben hacer pequeñas inhalaciones continuas acercando el vaso a la nariz muy suavemente. Detectar los aromas presentes, aquí puedes encontrar aromas fuertes, suaves, dulces a malta y levadura, lúpulo, miel, herbales y florales o picantes, con aromas afrutados (naranja, pera, manzana), a caramelo, chocolate ó café, nueces, almendras y hasta percibir aromas de plátanos maduros. Seguidamente debes agitar en forma circular la bebida y repetir para permitir concebir nuevamente los distintos aromas.
  4. PROBAR LA CERVEZA: Sobre el mismo vaso, procedemos a detectar su sabor, como primera medida se debe tomar un sorbo para crear una primera capa en boca y garganta, un segundo sorbo con mayor tiempo de retención en la boca para activar las papilas gustativas de la lengua y poder identificar los diferentes sabores. Aquí podremos reconocer en algunas cervezas rastros de pan, galletas de trigo, sensaciones amargas, ácidas o dulces con sabores  de cilantro, clavos y frutas.
  5. SENTIR EN BOCA Y GARAGANTA: En esta etapa final evalúas el equilibrio, complejidad y balance de la cerveza. Debes probar 2 o 3 veces más para identificar el cuerpo de la cerveza, su viscosidad, si es ligera, media o robusta o si la carbonatación es pobre, media o excesiva y si su sabor en la garganta perdura con el tiempo.

Otros consejos antes de catar una Cerveza Premium son: temperatura ambiente entre los 22 y 25 °C, servir la cerveza entre los 7 y 10 °C., catar de la más clara a la más oscura y no catar más de 6 cervezas en una sesión.